LOS PADRES
Son los primeros educadores de la sexualidad de sus hijos y tienen el derecho de apoyarse en programas que complementen su actividad formativa de acuerdo con los valores que quieren inculcar a sus hijos.

LA SEXUALIDAD
Es quien eres, hace referencia a toda la persona y si se vive bien es fuente de felicidad. Es por tanto un componente fundamental del desarrollo de la personalidad. Es un modo de ser, de manifestarse, de comunicarse, de expresar y de vivir el amor humano.

LA PERSONA HUMANA
Está compuesta de cinco dimensiones esencialmente unidas entre sí: física, racional, emocional, social y  trascendente, las cuales la hacen única e irrepetible. La sexualidad humana tiene relación con todas ellas y no solo con el cuerpo.

EL MATRIMONIO
Es un compromiso de entrega mutua entre un hombre y una mujer. Cuando es de calidad, facilita el amor necesario para proporcionar el nivel más alto de realización entre un hombre y una mujer.

LAS EMOCIONES SEXUALES
Son innatas y por tanto buenas. Como también son poderosas y están asociadas con la vida, la conducta más propia es ejercitar un control adecuado sobre ellas que permita vivir bien la sexualidad en cualquier circunstancia y favorecer un estilo de vida saludable.

LA VIDA HUMANA
Es el mayor bien. El embarazo de una madre y el nacimiento de un niño deben inspirar siempre un gran asombro y el máximo respeto.

EL CUERPO HUMANO
También es único y su significado proviene de sus funciones y de su relación con las otras dimensiones de la persona. No tenemos un cuerpo, somos seres corpóreos y por eso tenemos un destino anatómico que está asociado con el amor vinculado al matrimonio y a la familia.

AMOR A LA VERDAD
Exige presentar de manera clara, veraz y exacta toda la información sobre cada uno de los temas expuestos en el programa y de acuerdo con la edad del alumno.

COHERENCIA Y LA AUTENTICIDAD
Nuestros profesores procuran tener una actitud de mejora constante para vivir los valores que proponemos.

top