Costa Rica

PTC llegó a San José en mayo de 2007. Meses antes, Antonio y Maureen Fernández habían enviado un correo electrónico a PTC Internacional deseosos de saber los pasos a seguir para establecer el programa en Costa Rica. La respuesta no se hizo esperar: elegir un grupo de personas que estén interesadas en ser instructores y que posean el “perfil PTC”; definir y organizar las fechas de un seminario de capacitación; coordinar el período de estudio individual de las Guías didácticas complementado con sesiones semanales de retroalimentación en grupo. En paralelo, pactar citas para empezar a promocionar el programa entre todos los colegios de la ciudad. Al final se añadía: tener mucho entusiasmo…
Antonio y Maureen habían conocido el programa un año antes como asistentes al I Encuentro Internacional de Educación de la Afectividad y Sexualidad en Ciudad de México y desde entonces empezaron a darle vueltas en su cabeza a la posibilidad de implantarlo.
Al seminario de capacitación asistió un grupo de “ticos” maravillosos y se llevó a cabo en un hotel muy agradable, cuyo salón de conferencias estaba rodeado de palmeras, helechos, bromelias, agapantos y abundantes orquídeas. Tanto color y frescura generaron reminiscencias de la tierra natal.
El primer día de sesiones comenzó con la presentación de cada asistente. Fue grande la sorpresa cuando una de las presentes, argentina de nacimiento, después de compartir su biografía comentó que ella era la mamá de Tito Heredia (director de PTC en Bolivia) y que por esa razón ya conocía algo del programa. Añadió que vivía entre “ticos” porque iba de un país a otro alrededor del mundo a causa del trabajo de su marido como ingeniero constructor de mega proyectos.
El café de Colombia tiene fama de ser de los más suaves del mundo y compite con el de Costa Rica. Durante los desayunos del hotel se escuchaba una música instrumental de fondo cuyas melodías combinaban a la perfección con la agradable temperatura de la mañana, con el aroma del café y el buffet. El camarero no supo identificar el grupo musical, pero en cambio, al notar el acento, hizo un comentario a propósito del café diciendo que “el mejor café colombiano, era costarricense…”
El último día del seminario hubo despedida en la casa campestre de Mónika Valero una de las asistentes más activas, quien como abogada redactó los estatutos de la entidad sin fin de lucro que se hizo cargo del programa. De nuevo, la exuberancia de la naturaleza circundante fue protagonista de la velada, junto con en el entusiasmo desbordante de los instructores que veían con ilusión el momento de iniciar las sesiones del programa en muchos colegios de la capital y de sus alrededores.
PTC continúa creciendo en Costa Rica. Y la familia Fernández también. Antonio y Maureen ya tienen 3 bellos hijos, un anhelo que a las fechas del primer seminario aún no se había hecho realidad. Vale la pena destacar que Antonio al enterarse del interés por la música de fondo del hotel, la víspera de salir de San José sorprendió a los Vélez con unos CD’s. Desde entonces, el grupo EDITUS suena con frecuencia en la oficina de PTC Internacional y acompaña “de fondo” muchas horas de trabajo.

Haz click en el nombre de cada colaborador de PTC Argentina para conocer más sobre él o ella:

Maureen Coto de Fernández


Licenciada en arquitectura por la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) en Costa Rica.
Máster en Matrimonio y Familia por el Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Navarra, España. Actual estudiante del máster Gobierno y Cultura de las Organizaciones por el Instituto de Empresa y Humanismo con la misma universidad.
Cofundadora de la empresa Eje Integral. Profesora de ética y antropología a nivel universitario y de secundaria.

Maureen ha encontrado en PTC un medio excelente para servir a los adolescentes y abrirles nuevos horizontes. Su máxima satisfacción es leer en las caras de los jóvenes la sorpresa de saberse realmente importantes y capaces de lograr metas muy altas y en los papás redescubrir fuerzas y ánimos en su protagonismo como educadores de sus hijos.

Está casada con Antonio Fernández Rojas y tiene tres hijos.

Antonio Fernández Rojas


Ingeniero electricista por la Universidad de Costa Rica (UCR).
Máster en Administración y Dirección de Empresas por la misma universidad. Actual estudiante del Máster Gobierno y Cultura de las Organizaciones por el Instituto de Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra, España.

Ha llevado capacitaciones en temas de relaciones intergeneracionales entre padres e hijos adolescentes, sicología de la alegría y la tristeza, 12 secretos para mejorar la comunicación conyugal, la educación de la sexualidad y de la afectividad de los jóvenes, familia y escuela: desafíos de la educación actual en los cursos de verano del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Navarra, España. Experiencia en gerencia general y manejo de personas por más de 10 años en la empresa privada. Cofundador y asesor de la empresa consultora Eje Integral S.A. Casado con Maureen.

Mónica Valerio de Ford


Es Abogada y Notaria desde 1990. Se ha especializado en contratación administrativa y derecho corporativo. En ejercicio de su profesión, le ha correspondido coordinar equipos de negociación interdisciplinarios e interculturales para la organización de empresas, preparación de ofertas, defensa o apelación de las decisiones administrativas, elaboración de contratos intraempresariales, con agentes financieros, y con el Gobierno, así como la ejecución de proyectos de diversa índole.

En estas labores, siempre ha valorado grandemente el factor humano como el recurso más importante en el logro de resultados positivos para todos los actores en los diferentes procesos. De ahí su interés en la formación de jóvenes con carácter fuerte, que garanticen que la preparación académica, irá de la mano con los valores. En su tiempo libre, le gusta leer y disfrutar de la naturaleza, con su familia y amigos. Está casada con Guillermo Vargas Quesada y tiene tres hijos: Sofía, Daniel y Cristina.

Costa Rica ha recibido a Protege tu corazón en:

  • San José
top