PORNOGRAFIA: ¿LIBERTAD O ADICCIÓN?

Un artículo dirigido especialmente a chicos jóvenes

Por Maria Grazia Gualandi

Juan tiene 12 años. Está navegando en Internet. Tiene que acabar una tarea pero no tiene ganas. Empieza a saltar de página en página sin una meta precisa hasta que le aparecen fotos de mujeres desnudas. ¿Hay algo malo?, se pregunta. Sólo es curiosidad… y hace un clic.

Fernanda tiene 14 años y lleva unos cuantos meses saliendo con un chico. La relación se está haciendo cada vez más “cercana” desde el punto de vista físico. Para sus búsquedas en Internet, las amigas le han insinuado utilizar unas palabras que ella no entiende del todo, pero intuye que se refieren a algo sexual. A través de su celular digita unas cuantas palabras en Google y de repente se le abre un mundo que no había imaginado que existía.

Es de noche y Andrés, de 16 años, está solo en su cuarto. Los demás ya duermen. Él no tiene sueño. Enciende la televisión. Parece que no hay nada interesante hasta que encuentra una película con un contenido erótico bastante explícito y la excitación que siente le gusta. Desde aquella noche ya no pasa ningún día sin buscar imágenes parecidas en la televisión o en la Red.

Juan, Fernanda y Andrés, creen que el uso que están haciendo de la pornografía no trae problemas. Sólo se trata de curiosidad, de pasarla bien. Piensan que pueden controlarlo todo. El acceso a Internet les da una sensación de omnipotencia que los lleva a  sentirse más libres, de ver todo lo que les guste y a la hora que quieran.

¿Estarán libres de verdad?

 

Pornografía es “todo material diseñado para despertar excitación sexual”, como se plantea en los talleres de Protege Tu Corazón.

La realidad es que el consumo de pornografía se puede convertir en adicción. ¿Adicción? ¿Como el cigarro, las drogas o el alcohol? Sí. Muchos investigadores han analizado el cerebro de personas adictas a la pornografía y los resultados son asombrosos: las partes del celebro afectadas son las mismas que se dañan al tener otros tipos de adicciones como el alcohol, las drogas o el cigarro. Eso significa que por un proceso químico que sucede en el cerebro, nos acostumbramos más y más a buscar determinados estímulos sin los cuales no se puede vivir. Pedimos de lo mismo sin poder parar. Y al mismo tiempo nuestro cuerpo pierde la capacidad de excitarse.

Al principio empezamos a ver escenas con un contenido erótico moderado. Pero ese es sólo el principio. Como nuestro cuerpo pide más, poco a poco la curiosidad  se convierte en obsesión y puede llegar hasta no dejarnos pensar en otra cosa todo el día. El contenido que necesitamos se convierte en algo más explícito y luego en algo más violento o perverso. Con el tiempo, las fantasías pueden llegar a convertirse en algo real. Hay muchísimos estudios que relacionan el uso de la pornografía con episodios delictivos y violentos.

 

¿Qué pasa con nuestras relaciones, con nuestras vidas?

La pornografía produce expectativas irreales acerca de nosotros mismos y de las relaciones con los demás. Las fantasías que empezamos a tener y la necesidad de alimentarlas nos alejan de la vida real: de las actividades que podemos hacer, de los amigos, de la posibilidad de construir una relación amorosa sana. Es decir: la pornografía deteriora nuestra conexión social.

Las miles de imágenes almacenadas en nuestra mente, crearán la expectativa de vivir una relación amorosa copiada de escenas que solo simulan el amor. Son expresiones falsas porque los modelos de la pornografía en realidad no hacen nada por el bien del otro… Solo actúan. Les pagan por generar excitación sexual en los espectadores que los miran. Echan a perder la belleza y el sentido de la sexualidad.

Imitándolos a ellos se verá afectada nuestra capacidad de amar de verdad, impidiendo algo sin lo cual no se puede ser feliz: buscar que el otro sea feliz.

El sexo no es malo. Es parte de nuestras vidas y de nuestro cuerpo. Es bueno gozar del sexo cuando es un medio para amar mejor al otro y  no un fin que se agota en la búsqueda de un placer solitario. Y el mejor ámbito para esto es el matrimonio.

El negocio que hay detrás…

 ¿Sabías que la pornografía es una poderosa industria que produce dinero? Hay muchísimas personas que se aprovechan de nuestra vulnerabilidad para que nos enganchemos cada vez más, sin podernos salir. En pocas palabras, ¡PAGAMOS POR NUESTRO VACÍO!. Para hacerte una idea sobre el gran negocio que hay detrás de la pornografía, echa un vistazo a esta página Web.

Volviendo al caso de Juan, Fernanda y Andrés, no pareciera que sean más libres por consumir pornografía. Al contrario están atrapados y de seguir pensando que es algo inocente podrían caer en la adicción.

Después de todos estos datos ¿quisieras entonces prevenir la pornografía y combatirla en tu propia vida?
Contesta  el TEST ¿Eres capaz de hacerle frente a la pornografía? para ver que tan preparado estás para ganar esta batalla.

FUENTES:

–       Módulo de Protege Tu Corazón “Pornografía: ¿Diversión inocente?”

–       Ybarra, ML. Mitchell, KG. Exposure to Internet Pornography among Children and Adolescents: A National Survey. (2005); CyberPsychology & Behavior, 8 (5): 473-86.

–       Braun-Courville, D. Rojas, M. Exposure to Sexually Explicit Web Sites and Adolescent Sexual Attitudes and Behaviors (2009); J. Adolesc. Health, 45: 156-162.

–       Goran Svedin, C. Akerman, I. Priebe, G. Frequent users of pornography. A population based epidemiological study of Swedish male adolescents (2011); J. of Adolesc, 34: 779-788.

–       Diamond, D. Pornography, public acceptance and sex related crime: A review (2009); Int. J. of Law and Psychiatry: 304-311.

–       CovenantEyes http://www.covenanteyes.com/

–       Family Research Council http://www.frc.org/pornography

–       Brain scans of porn addicts: what’s wrong with this picture? http://www.theguardian.com/commentisfree/2013/sep/26/brain-scans-porn-addicts-sexual-tastes

–       ¿Cómo afecta la pornografía a las mujeres? http://laopcionv.wordpress.com/2013/12/11/como-afecta-la-pornografia-a-las-mujeres/

Otros artículos relacionados con este tema:

6 Verdades sobre la pornografía y las mujeres

 

 

top
2 Respuestas a PORNOGRAFIA: ¿LIBERTAD O ADICCIÓN?
  1. Pingback: Protege tu Corazón | 6 VERDADES SOBRE LA PORNOGRAFÍA Y LAS MUJERES

  2. Pingback: Protege tu Corazón | LA PORNOGRAFÍA ESTÁ BUSCANDO A TUS HIJOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top