Testimonio de un joven de 17 años

Desde su propia experiencia un joven invita a otros jóvenes a decidir correctamente.

No es fácil tratar de estar bien, tratar de estar mejor; es difícil, cuando sientes que sólo queda esperar a que pase el tiempo, mientras por dentro sientes todo el daño que te hiciste a ti mismo, y a las otras personas. Es difícil cuando te pones en la posición de cada una de las personas que se vieron afectadas por tu decisión, es triste, y difícil perdonarse a uno mismo, yo no he podido hacerlo. Es muy triste darse cuenta de todas las oportunidades que uno mismo se quito, y además de las ilusiones que le quite a mis papás; a XXXX, a nuestra familia. Y sobre todo y lo que mas duele, es darse cuenta que esa criaturita no ha hecho nada malo, y por una decisión mía, ella tenga que pagar lo que sea, eso si duele, el hecho de que no va a recibir lo que se merece, que no va a nacer en una familia normal con una mamá y un papá casados, donde le pueden ofrecer miles de oportunidades a su bebe; no es tan fácil como decir “ya lo que pasó, pasó y para adelante”. NO, no es así, es doloroso saber que acabaste con las ilusiones de cuatro papás que esperaban recibir lo mejor de sus hijos, de unos hermanos que esperaban el mejor ejemplo de uno, las decisiones pueden hacer grandes cambios, cambios que a veces nos hacen daño, y a las demás personas.

También esta la época en que te preocupas por como te mira todo el mundo, hasta las personas que no te conocen. Es difícil empezar de nuevo, y volver a entender que tienes derecho a ser feliz. Hay dolor cuando miras la cara de tus papás que te dicen con la mirada ¿Santi… por qué tu?; cuando miras a tus primos y hermanos, todos tan contentos, con tantas ilusiones con tantas metas por cumplir que tu ya no puedes. La angustia de saber que tal vez en un futuro sólo puedas ver a tu hija, algunos días del mes, no saber que esta haciendo, con quien estará, hasta acaso llegar a pensar que no te va a querer. Son decisiones que tomamos sin pensarlo…

Piense antes de tomar cualquier decisión, si va con sus principios, si las consecuencias van a ser buenas; porque las decisiones que no tomamos con tiempo, tal vez escojan por sí solas lo que quieren. ¿Es por amor?, tal vez; pero, ¿acaso no hay más amor en querer hacer todo, para que esa persona cumpla sus ilusiones? ¿Será acaso que con ponerse un condón le demuestras a una persona cuánto la amas? ¿O no será más bien que hay un amor verdadero cuando le dices a esa persona que no quieres tener sexo, porque de verdad la amas y porque quieres que esa persona alcance todas sus metas e ilusiones, porque hay más respeto y amor verdadero cuando se piensa en la verdadera felicidad de la otra persona?

top

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top